viernes, 25 de septiembre de 2015

NOTICIAS RETRASADAS...

Como todo es cíclico y se repite año tras año, cuando terminan las fiestas, empiezan...

 LOS PIMIENTOS DEL PIQUILLO:
Por todo el pueblo se huele el aroma de asarlos... que es de lo más delicioso. Yo tengo la suerte de que me regalan esta maravilla, y aunque no tengo la herramienta adecuada, hacemos lo que podemos en el horno, y nos hemos puesto morados.  

La herramienta adecuada, es esta (he encontrado en la web la foto... espero que no me demanden por utilizarla...). También sirve para asar castañas, y supongo que para más cosas. Se meten los pimientos dentro, se le va dando vueltas al tambor... y estupendos quedan, ¡oiga! Claro que esto es para los que tienen una huerta que les produce cientos de kilos. Para nosotros no va a ser necesario el utensilio.


viernes, 4 de septiembre de 2015

DE NUEVO ¡FIESTAS!

Sí, las fiestas han sido del 23 al 29 de agosto. Pero como hemos estado al completo en casa (a un paso del overbooking!) y tanta actividad no te deja tiempo para nada, hasta hoy no me he puesto al teclado.


Todo preparado para el chupinazo de fiestas 2015! Un día de calor y buen ambiente.

Hay que sacar fotos como sea... incluso haciendo equilibrios y procurando que el niño no se te vaya abajo!






Los chiquillos disfrutan con los gigantes y los cabezudos y todos los días tenemos a los Gaiteros de Estella que amenizan las fiestas, todos los días... y todos los años. Están abonados, al parecer.






























(Según dice Erik -3 años y medio- "vamos a ver los musicales y los cabezunes").

Y así empezaron las fiestas... y ya se han pasado... ¡hasta el 2016!

miércoles, 1 de julio de 2015

FIN DE FIESTA

Siempre que se hacen obras, parece que no se van a terminar nunca. Un día... otro día... un fin de semana... llega el lunes... pasa el tiempo y parece que siempre han estado ahí y -lo que es peor- que van a perdurar eternamente.

Pues no es así. Lo puedo certificar. Llega un momento en que los albañiles recogen todas sus cosas... ¡et voilà! La obra acabada y la casa vacia.

La obra acabada significa que está TODO sucio y lleno de polvo (hasta el más recóndito rincón: no se libra nada). Ahora toca limpieza y zafarrancho. Y tampoco viene mal hacer una limpieza a fondo, aunque sea una vez al año, así que aprovechamos.

Y todo este rollo para decir que sí. Se han ido mis gremios y ya han terminado.

martes, 30 de junio de 2015

CASI FINALIZADO

Aquí la secuencia de cómo ha ido avanzando el solado:











En cuanto se limpie todo y pueda volver a poner todas las cosas en su sitio, ¡no me lo voy a creer! Ya subiré una foto del resultado final. Y aun a pesar de todo el desorden que hay... ¿a que está bonito?

lunes, 29 de junio de 2015

EMPIEZA LA SEMANA


Llega el lunes y se reanuda la tarea. Hay que seguir poniendo la grava. Previamente se conecta el desague con la arqueta de la esquina, como se puede ver ahí en la foto (arriba). Y aunque eso de traer la grava parece que no es tan grave (grava/grave, jaja qué chiste más malo!) pues es peor. 
Porque el acarreo con la carretilla por todo el pasillo y el dejarla caer en el suelo, levanta una cantidad de polvo terrible, que se mete por todas partes. Y ahora no se puede hacer con la puerta cerrada, porque están continuamente pasando.
Van poniendo capas de grava; primero gruesa, y encima cada vez más fina.









Y mañana, más.

jueves, 25 de junio de 2015

FLORES... ¡KAPUTT!

Soy el terror de las flores. A mi no me sobreviven más que las malas hierbas y esas plantas que se denominan invasivas (por algo será); o las del desierto, tipo cactus; o las duras y fuertes que no precisan de nada. Vamos, casi ni agua. Así que por eso elegí poner la hiedra en el patio, y va creciendo ella solita de lo más bien. También tengo otra que me parece que se llama dracena y es resistente a más no poder.

Y por fin, tenemos flores... qué bonita la buganvilla y que prolífica la verdolaga... a ver lo que aguantan. La solución infalible es cambiarlas cuando se apochan, por otras nuevas. Así no hay jardín que se me resista, jeje.


Pero las preciosas margaritas que iban tan lanzadas (izquierda), ya están a medio gas; no se si conseguiré revivirlas. De momento sale alguna flor que otra, pero tiene una pinta un poco preocupante.

Y la surfinia morada ya ha muerto sin remedio.

Demasiados días sin regar, me temo.

miércoles, 24 de junio de 2015

DIA DOS

La parte del suelo que ayer quedó pendiente de levantar, ya está completado:



Y poco a poco ha ido llenando el camión de escombro:


La imagen ahora del patio es esta, pero esto no ha hecho más que empezar:


Ahí se ve un poco del antiguo suelo de piedra.


Para poder sacar el escombro, como tenemos unos peldaños en el pasillo, han tenido que inventar un paso sobre tablones.

Y este de la derecha es el caminito de salida del escombro, que ¡ríete del caminito del rey!

Si llegan a estar aquí los niños,¡menuda juerga se hubieran montado.

Ahora hay que rebajar todo el nivel del patio entre 20/30 cm., y en ello estamos. Bueno, está el albañil. Yo no me veo en situación de darle al pico y a la pala.

Mañana seguirán y volveré a informar. A ver si esta semana lo dejan -si no terminado- bastante avanzado.






martes, 23 de junio de 2015

"FRENTE ABIERTO" SEGUNDA FASE

Segunda fase: llegan los albañiles. Marcamos las líneas por donde van a cortar.

Previamente amontonamos las mesas y las sillas de mi rumana para que no estorben.



















Empieza el corte... y se monta la gran humareda de polvo blanco ¡que se mete por todas partes! Menos mal que se pueden dejar todas las ventanas del patio cerradas.



Esto va a toda prisa.


La capa de cemento es fina y con la máquina (martillo percutor) se abre que parece mantequilla. Debajo, una buena capa de gravillas y piedras con más cemento... y aún más abajo una capa de piedras planas, que debían de ser el antiguo suelo (supongo que el original) de la casa.

Así no me extraña que el agua no pudiera evaporarse... ese suelo tiene más capas que una cebolla.

En cosa de dos horas está levantado prácticamente todo el suelo (la primera capa, al menos).

Mañana, a seguir...

domingo, 21 de junio de 2015

EL NUEVO "FRENTE" ESTÁ ABIERTO

Pues sí señor! ahí nos hemos liado con ello.

En primer lugar y para que no se me tache de frívola y de hacer obras sin ton ni son..., veamos cómo estaba el suelo del patio hasta esta misma mañana.

Feo de ganas, ¿verdad? y por si no fuera suficiente lo de la fealdad, con todos los problemas de filtrado de agua y consecuente llegada de humedad hasta la casa.




Estas son las últimas fotos que he sacado del estado general del suelo. Enseguida vuelvo con la segunda fase.





martes, 16 de junio de 2015

OTRO "FRENTE" ABIERTO

UN EJEMPLO:
Si en Miranda de Arga llueve, pongamos por ejemplo, 1 litro/m2., y mi patio tiene unos 25 m2 aproximadamente... evidentemente nos caerán 25 litros de agua en el patio. Pura matemática. Agua que en parte se filtra por el cemento (que está viejo y  agrietado) al subsuelo. Con lo que puedo imaginar que debajo de ese cemento,  cuando llueve, la tierra estará como una verdadera esponja saturada de agua. Como no puede evaporarse -precisamente porque está cubierta por el hormigón-, por capilaridad va subiendo por las paredes de casa.
Pero además, aparte de la lluvia que cae del cielo, los tejados de las casas colindantes a nuestro patio recogen toda la lluvia que les cae encima y por unos canalones la desaguan en nuestro patio. Esas son servidumbres de las casas en los pueblos... que si unas están mas altas que otras y no hay otra forma... que si el desague tiene que pasar por aquí sí o sí...  y como 
esos tejados pueden tener otros 50 m2., en nuestro patio no se recogen los 25 litros que "nos tocan", ¡sino que lo mismo llegamos a los 75 litros! 

Y después de dicho esto, y tratando de solucionar los problemas que la capilaridad nos provocaba (y que nos tienen en danza desde el principio), hicimos el arreglo de las paredes de la cocina. Parece que el asunto funcionó, y está el ambiente más saneado y no ha vuelto a salir humedad en las paredes como antes... PERO... como con estas cosas del agua, nunca se sabe, nos ha quedado una esquina que debe ser pariente de Asterix: ¡irreductible! La humedad sigue ahí después de todo un año de espera. 
Así que lo que tenemos que hacer es otro "proyecto" (siempre hay que tener proyectos...) y entre que se estudia, se piensa, se organiza, se pregunta, se prepara y -finalmente- se hace... se nos habrá pasado otro año.

Lo primero, consulto a mi arquitecta, pensamos y buscamos en internet soluciones, me paso varios meses dando vueltas y... ¡ya tenemos otro lío en marcha!

La solución que se nos ha ocurrido (bueno, a la parte técnica-pensante) es la siguiente: lo primero, conectar el desagüe de los tejados ajenos directamente al sumidero del patio para que esa cantidad de agua ni roce nuestro suelo. Ahí ya nos quitamos dos terceras partes del agua que nos acosa.

Luego, levantaremos el cemento viejo, y sobre una cama de gravillas de diversa granulometría (cómo me ha gustado ese "palabro" y qué ganas tenía yo de utilizarlo...) pondremos un suelo de baldosa de césped. Las baldosas estas son las que tienen huecos cuadrados o de otra forma, y se les suele sembrar césped para que quede tan bonito como esto de aquí al lado.

Claro que yo no pretendo poner césped sino rellenar los huecos con la misma gravilla de debajo. Al ser muy abiertas, permitirán la evaporación del agua del subsuelo, y se evitará (crucemos los dedos) que llegue hasta la pared de la casa (y, además, nos quitamos el suelo actual que es feo de ganas).

Luego dejaremos pasar otro año... y a ver si el invento funciona.

ESPERO PARA FINALES DE JUNIO TENERLO, SI NO TERMINADO, BASTANTE AVANZADO.

SEGUIRÉ INFORMANDO.





lunes, 15 de junio de 2015

LA SILLA DE MI RUMANA

Tal como dije hace cuatro días, mi rumana se encontró aquella silla tan mona y tan repintada, e intentó lijarla con pobre resultado.

Así que me la traje al pueblo, y con la lijadora eléctrica pensé que iba a ser pan comido. Pero no. Cuando ya casi se me habían agotado las lijas, y me había agotado yo (más que las lijas), decidí que con quitar bien la pintura del asiento, ya valía. En realidad es para dejarla en el patio, con alguna planta, así que tampoco vamos a ponernos exquisitos.

Unas manos de pintura y un poco de barniz en el asiento... ¡tacháaan! Acabo de empezar mi "colección" de sillas. Ahora tengo que salir de cacería a las basuras a ver si encuentro alguna más.

domingo, 14 de junio de 2015

FLOWER POWER

Rememorando la época "hippie", de cuando éramos tan jovencillos... ahora me he puesto a florear por todas partes. No se ni por qué me da por ahí, ya que soy una negada clorofílica. Pero queda todo tan bonito y tenemos un vivero tan cerca... que no me puedo resistir. Así que primero puse la buganvilla en el "jardín delantero" (juas juas) que de momento resiste, ya que le pega toda la solana y eso es lo que necesita. Y al otro extremo esa plantita que es muy curiosa; en la misma planta salen flores de tres o cuatro colores diferentes (rojo/rosa, naranja, amarillo y blanco). Creo que se llama verdolaga y ya tuve una el verano pasado que no dejó de producir flores toda la temporada. Solo regarla a diario y ya le vale.







También he puesto en una jardinera en el balcón, unas surfinias de un precioso color morado (vienen a ser como las petunias pero más a lo bestia) junto con unas margaritas blancas. Estas van creciendo desaforadas. El primer día las traje con cinco flores abiertas. A la mañana siguiente ya tenía once. Y siguen...
Ahora que se quedan solas unos días, sin cuidados ni agua, veremos si aguantan. Dicen que son muy fuertes, así que esta será la prueba de fuego.  El próximo dia que vaya, que falta una semana, ya contaré.

sábado, 13 de junio de 2015

LAS ALEGRIAS Y LAS "PENAS" DE MI PATIO...

Tengo un tiesto en el patio, con un palito y media docena de hojas. Está ahí desde el pasado mes de septiembre. Quieto parado, ni p'alante ni p'atrás. Pensaba yo que era un arbusto tipo seto, y lo tenía esperando a ver si algún día se le ocurría medrar un poco, ya que esas plantas suelen ser de las que aguantan mucho, incluso mi mala mano para lo verde. En el invierno, como no hemos ido casi nada, y ha llovido bastante, el pobre palito se quedó casi muerto, las hojas medio marrones y pensé que ya no había remedio para él. Pero como me daba penita, lo puse a cubierto y lo dejé descansar. La cuestión es que con ese tratamiento de reposo, parece que se ha puesto mejor, y el mes pasado cuando llegamos... ¡oh milagro!... tenía ese  capullo blanco.  ¿Qué será, qué será...?

Pues es una camelia. Y el capullo se convirtió en esta PRECIOSA flor blanca que me ha dejado patidifusa, que nunca me había visto yo en otra igual.  ¡Conseguir esto en un tiesto!... ya puedo montar un vivero. Juas juas. De momento no ha salido ninguna más, pero yo me doy por satisfecha.





Después de esta alegría floral, tengo también que poner aquí las cosas que pasan cuando tienes una casa en la que no hay nadie durante un tiempo. Según llegamos, salí al patio y me encuentro con este panorama funerario: DOS (no uno, no... ¡dos!) pájaros muertos...



¡Qué asco!... corriendo con la escoba a barrerlos y meterlos en una bolsa, para llevarlos a la basura de inmediato.  Luego en un par de ocasiones he tenido que sacar algún otro pájaro (esta vez vivo),  que no se si es que se meten allí y luego no saben salir, o que les pasa... pero que me voy a hacer experta en aves a este paso.


Como me encuentre algún día una rata muerta... eso ya serían palabras mayores.

viernes, 12 de junio de 2015

EXCURSIONES DESDE MIRANDA: PERALTA

Peralta está a unos 18 km. aproximadamente de Miranda. Allí es donde firmamos la escritura de compra de nuestra "casapueblo", y creo que fue la única vez que estuvimos. Así que por ver algo másde la zona, hicimos una nueva "excursión"... y allá que nos fuimos.

Este es un pueblo grande. Tiene unos 6.000 habitantes, así que comparado con Miranda es una gran urbe. Hay mucho comercio y más movimiento de gente, y aunque no es tan grande como Tafalla (que tiene el doble de habitantes), pues se ve que es un pueblo con vida. Lo más bonito que vimos es el paseo junto al río (también es el Arga), con mucho arbolado y bancos. A la entrada del parque le han hecho un murete todo recubierto de cerámicas que, cuando menos, resulta curioso. Y les debe gustar el tema de la cerámica, porque también vimos un pequeño pasaje en una calle, que tenían todo recubierto de lo mismo.

Pero lo que más me impacto (jeje), fue un local comercial, cerrado (y por el aspecto que tenía debía de llevar mucho tiempo así), con unos letreros luminosos espectaculares: 

¡VINTAGE TOTAL!... años 60 auténtico.